Thursday, January 25, 2007

GÉNESIS

Y el hombre creo a Dios, a su imagen y semejanza.
Y hubo amor, y placer, y virtud en el mundo.
Y los dias fueron largos, demasiado largos.
Entonces el hombre creo al Demonio, a su imagen y semejanza.
Y hubo asi amor y odio en el mundo, placer y dolor, virtud y pecado.
Y los dias fueron cortos, muy cortos.
Y fue bueno vivir.

3 comments:

luis josé said...

oe tu si has leído comics no? hector german oesterheld es el fundador de la nueva historieta argentina (y pionero de la renovación historietística mundial de paso) es guionista de obras maestras como el eternauta, sherlock time, mort cinder entre otras joyas, ¿por que ocultabas que leías comics?

burgueses. (jijijijijiji)

luis josé el amante de rita said...

Llegó a mí franqueando una puerta.

No una puerta como todas, de esas que te traen el sol de la calle o te juntan con la gente o te cierran con llave el mundo.

La puerta que abrió Mort Cinder para llegar hasta mí fue una tumba. Sí, Mort Cinder vino de "allá", del otro lado de la muerte y el tiempo. Y desde entonces está conmigo. Me ayuda a atender el negocio. Pero hace más, mucho más, que ordenar o restaurar las cosas viejas, las antigüedades que vendemos. La cosas viejas quedan impregnadas de la vida que las envolvió. Pero pocos pueden captar las angustias, las emociones que quedaron atrapadas, fósiles, invisibles, dentro de las cosas viejas. Soy de esos pocos, por eso mi vocación de anticuario. Y mi fascinación por los templos, del credo que sean.

Tanto ruego, tanta esperanza, tanto dolor duermen en los muros de un templo. Mi fascinación también por las armas, cargadas para siempre con la muerte que alguna vez dieron. Muerte quizás criminal, quizás liberadora.

Mort Cinder capta más, mucho más que yo o cualquier otro toda esa vida cristalizada para siempre.

Mort Cinder es quizá esa vida que quedó incrustada en la materia inerte (nunca diré muerta) de las cosas.

Y digo quizá por que ni yo, que viví tanto con él, sabría decir quién es Mort Cinder.

Ezra Winston.


(epílogo de Héctor Germán Oesterheld para Mort Cinder, 1962)

Anonymous said...

Took me time to read the whole article, the article is great but the comments bring more brainstorm ideas, thanks.

- Johnson